Datos personales

viernes, 24 de marzo de 2017

Perdon. Te estoy volviendo loco. Te alejo, pero te necesito. Te confundo. Te histiriqueo. Te pierdo. Te perdí. Lo siento, siento como de a poco te vas. Lo arruiné. Me voy a correr. Te debo estar cansando. Te tengo que soltar.

viernes, 17 de marzo de 2017

Y al final de la noche, al comienzo de la madrugada tan triste y solitaria. Vos me hiciste bien.
Como cada día de nosotros. Porque no nos dejamos de amar. Pero el destino nos dirá si algún día nos volveremos a encontrar para seguir amándonos, pero amándonos de verdad, con fuerza, pasión y locura, como una vez nos pasó. Y no es que eso haya muerto, no. Pero tal vez, el último tiempo no era nuestro tiempo, y nos toca crecer, avanzar, seguir. Nuestro amor es incondicional. Y más allá de todo, de a donde la vida nos lleve a cada uno, siempre vas a estar en mi corazón. Te quiero ver intenso, feliz, loco de amor, no me importa si de mí, de alguien más, de vos mismo, o de lo que te hace bien. Y quiero eso para mí también.

jueves, 16 de marzo de 2017

No puedo dejar de llorar.
No puedo más.
Me duele.
Y tengo miedo.
Tengo miedo de que me odies.
Tengo miedo de no volverte a ver.
Me duele.
Me duele en serio demasiado.
No puedo más.

genuino

Ayer perdí una parte de mí. Como si me hubieran arrancado una pierna, o peor aún, un pedazo de mi corazón. Ayer lloré, lloré como si nunca más volviera a soltar una lágrima, aunque todavía me quedan muchas por liberar. Ayer no dormí, cuando quería dormir y despertar de un feo sueño. Ayer me despedí. De vos. De esa parte de mí, que se fue con vos. 
Pero si de algo sé, es que una pierna sana, o se aprende a vivir con sus dificultades, con sus dolores, porque tu interior suplica que tenes que superar, sanar, reforzar. 
Lo que sé de dolores del corazón, es que ese vacío que te quedó, no se reemplaza, ni se cambia, ni se regenera. Pero podes cuidar los pedacitos de corazón que aún tenes, y aprender a amar ese huequito que cuidó y amó lo que más feliz te hizo. 
Sé de llorar como si fuera un remedio. Una anestesia. Un suspiro. Una compañía que te comprende. 
Sé que no dormí porque pensé. Imaginé. Mi mente trabajó. Y me quedan mil noches de insomnio. 
Me despedí de el primer amor de mi vida. Mi mejor amigo, mi Agustín. Y tengo miedo. Porque no pasaron ni 24 horas y me hace falta su voz grave, sus manos, su pecho. Su risa, su piel, su corazón latiendo junto al mío. Y no sé mucho de despedidas, porque nunca me despedí, no lo voy a hacer. Porque él está en mí. Siempre lo va a estar. Cada parte que amo de él, y cada parte que no compartí. 
Porque muchas veces escuché "si lo amas, déjalo ir". Porque quiero que él, yo, y nosotros, siga siendo como siempre fue: genuino. 
No sé si lo sabe, pero siempre voy a estar agradecida por todo. Y espero que el mundo nos vuelva a juntar, de la forma que tenga que ser. 

jueves, 27 de octubre de 2016

Creo que cuando uno está triste es cuando más expresa. Pero no porque sea inspirador, sino que es una necesidad encontrar palabras, o forma, o manera de escupirlo hacia afuera de tu cuerpo. Porque uno prefiere sacarlo afuera para quedarse con lo más lindo. Estar relleno de amor y abrigado en conformidad con todo. No digo que la incomodidad desaparezca instantaneamente, pero uno aprende a convivir con su entorno tal cual es, aunque genere mil emociones más, como bronca o angustia. Pero aún así, uno busca despegarse un poco de eso, para aliviar la mochila. Lo lindo de lo lindo de todo, es que a veces no queremos decirlo, pensarlo, analizarlo. Sólo disfrutarlo. No es malo "no hablar" de lo lindo, porque uno está ocupado viviendolo. Y mientras más lo vivas, es porque cada vez hay un granito más de felicidad y emoción en todo. Y cuando algo pasa, algo que no sabes en qué parte del cuerpo guardarlo, lo escupimos. Porque es parte de buscar lo lindo de todo. Y lo mejor de todo, es que nada de eso está mal. Es sano. 
Otra vez, vos logrando despertar en mí cosas dentro mío. Como siempre, mi amor.

domingo, 2 de octubre de 2016

lo único que sé es que no existe el puto sueño americano. que los objetivos en esta puta vida no son siempre los mismos para todos por siempre. que la vida avanza apurandonos para saber qué vamos a hacer de nuestra propia vida, para llegar a un cajón bajo tierra y mugre. pero lo que quiero decir, no es que you only live once y hacer lo primero que se te cruza en la mente. sino que va más allá de eso. es vivir y saber que vivis. ser conciente de que estas viviendo, respirando, saboreando, existiendo. es hacer lo que te gusta y estar seguro de eso porque lo que haces te define mucho. ser decidido en quien sos y hacer lo que sentis que tenes y queres hacer. brillar para vos. superar tus propias expectativas y no de lo que queres mostrar ser o que otros quieren que seas. es ser. va mas alla del "quieren que estudies para trabajar y morir". es ser humano de la manera en la que uno mismo quiere serlo. como la sociedad pide o necesita o no. y cada vez uno se preocupa menos de eso, para ver lo que el otro hace. como vivimos con eso? del otro? si ser uno es ganar

martes, 16 de agosto de 2016

Dónde está la guía "Cómo saber qué querés para tu vida con tan sólo 18 años?". Es posible en serio?
Me gusta pero no me apasiona. La pasión la encontramos en seguida? O la construimos desde el comienzo de lo que nos gusta? Se supone que voy a hacer una sola cosa toda mi vida? Arriesgo o pierdo, eso lo sé. Pero si arriesgo también puedo perder. O encontrar la oportunidad de ganar. Pero qué pierdo? Tiempo? El tiempo de cualquier forma no se detiene, no me va a esperar. Puedo ganar ganas, energía y pasión. O me estoy dando por vencida? O sólo estoy confundida?
Un sueño no es un objetivo. Objetivos hay miles. Sueños, pocos. Yo quiero soñar.